Proyectan la construcción de nuevo polo logístico

17.02.2016 17:05

Proyectan la construcción de nuevo polo logístico en Rincón 

 

del Cerro (Fuente el Pais Uruguay)

Las limitantes de infraestructura empujan a algunas empresas a optar por Río Grande en sustitución de Montevideo.

 

Luis Custodio

Un grupo de empresas de transporte de mercaderías agrupadas en Trale, está dando los primeros pasos para desarrollar un nuevo polo logístico en las afueras de la ciudad de Montevideo, que incluirá servicios de carga a granel y playa de contenedores, además de la atención a los centenares de camiones que integran el grupo.

Se trata de una inversión de dos millones y medio de dólares en infraestructura, en las primeras etapas de evolución del polo logístico. Actualmente, se encuentran en plena etapa de diseño del proyecto.

El Presidente del Directorio de Trale, Ignacio Asumendi, explicó que "llegó el momento en que consideramos que era necesario tener una estructura logística que soportara el volumen de negocios que movemos". Hasta el momento, cuando el grupo necesitó de servicios de logística, los tercerizó. "Pero ahora estamos dando el salto que le puede agregar valor al transporte", apuntó.

La iniciativa debe contemplar, especialmente, el plan de ordenamiento de la circulación en Montevideo que excluye determinadas áreas para el transporte de mercaderías.

Al oeste de Montevideo.

 

Para llevar adelante su proyecto, Trale adquirió recientemente un predio de 6 hectáreas en Rincón del Cerro, sobre el Camino Bajo de la Petisa. El predio se ubica próximo a lo que será el futuro puerto de Puntas de Sayago, "un lugar que, entendemos, podrá convertirse en un punto interesante en pocos años", indicó el Cr. Javier Olivera, Gerente General de Trale.

No es fácil obtener predios de esas características en Montevideo y que, además, cumplan con todas las exigencias municipales. Olivera indicó que están "en plena tramitación" con la Intendencia de Montevideo, avanzando en las autorizaciones necesarias para una zona calificada de "uso mixto controlado", añadió.

Según el Plan de Ordenamiento Territorial de Montevideo, las zonas de "uso mixto controlado" son las áreas urbanas que corresponden a "sectores de tejido fuertemente caracterizados por la presencia de estructuras edilicias no habitacionales de gran porte, como son, por ejemplo, ciertos establecimientos industriales o los hipermercados", de acuerdo con lo establecido en la normativa. En la zona ya se han instalado otros depósitos y actividades logísticas, como Grupo Récord (mayorista de ferretería y barracas); Grupo Cañuelas (molino harinero) o Malatic (distribuidor de bebidas).

En el predio logístico, apuntan a desarrollar un parking de camiones, servicios para los vehículos (gomería, electricidad, balanceo, mecánica ligera), servicio de balanza, servicio para los choferes, depósitos, carga y descarga, operativa de granos y playa de contenedores para mercadería nacional con destino a la exportación. En una segunda etapa proyectan explorar la posibilidad de manejar mercaderías en tránsito, con el estatus de depósito fiscal.

De gremio a pool de empresas.

Trale fue fundada en 1954, pero durante décadas funcionó como una gremial de empresas que, en principio, se dedicaban solamente al transporte de leche desde el tambo a las usinas.

"Un grupo de empresas con un potencial importante, dada la exclusividad de la operativa con Conaprole", sostuvo Asumendi.

En la actualidad, Trale se ha convertido en una sociedad conformada por 36 empresas profesionales de carga de diferente porte; "se transformó en una sociedad con el objetivo de aprovechar el potencial que da una escala mucho mayor" para la compra de insumos, cubiertas o combustible; ese fue el primer paso, "para después agruparnos comercialmente, a mediados de la década pasada".

Las transportistas agrupadas en Trale desarrollan la actividad del transporte de leche a granel, desde el tambo a las plantas y de planta a planta. Son 140 cisternas, 160 camiones en total.

Sin embargo, la actividad de este grupo ya no se remite solamente al transporte de leche. Operan en todo tipo de cargas, contando con unos 500 camiones en total: transporte internacional, granos, contenedores y refrigerados. También operan en el ámbito local con todo tipo de cargas, incluido transporte de líquidos. Los principales exportadores del país, como Conaprole, Saman, Arrozal 33, Frigorífico Canelones, Frigorífico Pando, Ecolat, entre otros, operan con vehículos de Trale que, en conjunto, conforman una de las mayores flotas del país.

Este posicionamiento le ha permitido a varias pequeñas empresas del sector, acceder a cargas en las que era imposible pensar, debido a su escala.

"Tenemos una ventaja competitiva muy fuerte porque los clientes pueden pedir un camión o diez, para determinada hora del día, y nosotros tenemos la oportunidad de responderle a todos", afirmó Olivera.

Nudo logístico.

A partir de la práctica diaria, desde Trale identifican la existencia de problemas en el sector logístico en el país. "Los cuellos de botella se observan a menudo, afirmó Asumendi. A modo de ejemplo, hace unos meses la Administración Nacional de Puertos llamó a las empresas que estuvieran interesadas en realizar el sistema de verificación aduanera fuera del puerto, como forma de descongestionar el área"; Trale se presentó a ese llamado, "porque en el nuevo desarrollo logístico tendríamos espacio para llevar adelante ese servicio".

Recuerdan que los depósitos en Montevideo y alrededores, en las últimas semanas estaban saturados por la soja que se exportaba por el puerto capitalino. "Queremos sumar una oferta en ese rubro", expresó el presidente de Trale.

Dar solución para el acopio a productores y comerciantes es un nicho en que se observa mucho potencial. Asumendi recordó que uno de sus principales clientes, productor arrocero, este año exportó su producción por el puerto de Río Grande, ante las dificultades que tenía para utilizar el puerto de Montevideo. "Movió servicios fuera del país, y se perdieron divisas que debían haber quedado acá. No es el único caso, están tentando a los productores uruguayos para operar en Río Grande, y eso debemos evitarlo", indicó.

Un diferencial en el transporte lácteo

El transporte de leche no solo fue el origen de Trale, sino también el sector en el que establecieron un diferencial en los servicios. Según el presidente del grupo, Ignacio Asumendi, "el sector tiene particularidades que lo diferencian del resto de la actividad transportista. Acá la mano de obra requiere de otra calificación, que se agrega al manejo de los vehículos", subrayó.

Los conductores de camiones cisterna cumplen actividades que van más allá de esa primera condición: "realizan trabajos en planta vinculados con la clasificación de las muestras de leche; en los tambos, extraen las muestras que definen si el producto está en condiciones de ser enviado a planta", indicó.

El directivo asegura que en el sector "se genera empleo de calidad". Solo en la recolección del producto en los tambos y su traslado a las plantas, trabajan unas 300 personas. A diferencia del camionero tradicional de larga distancia, "la cuenca lechera está más próxima, por lo tanto se trabaja dentro del turno, durante los 365 días del año, con una cobertura de 24 horas diarias".

Esas características determinan que sea un empleo muy demandado; "se invierte en la preparación del personal, generando un costo que no siempre puede trasladarse a la industria o al productor, pero que nos permite dar servicios adicionales, agregando valor a nuestra labor", dijo Asumendi.

La recolección de leche, acompañando los buenos niveles de producción y precios, ha tenido un importante repunte en los últimos meses. En Trale, esperan un crecimiento de la actividad del orden del 3% para este año